“Tengo que aprovechar las oportunidades que me ha brindado la vida, mi deber es intentar ser tan feliz y de dar tanto amor, al menos, como los saharauis. Tengo que VIVIR la vida. Tengo que VIVIR la vida. Tengo que VIVIR la vida.” Esta reflexión que me he traído del Sahara suena constantemente en mi mente, todos los días. A veces no la escucho, pero sigue resonando en el subconsciente. Y aunque no sea consciente, este mantra comienza a cambiar mi vida.

Tan pronto vuelvo a casa tomo una decisión que tenía que haber tomado hace ya un tiempo, dejo la universidad. Llevo tres años haciendo una ingeniería que no quiero seguir estudiando. Bueno en verdad solo he estudiado un semestre, los otros dos años y medio no he hecho mas que perder el tiempo. Cuando definitivamente doy la noticia a mis padres lloro, lloro de vergüenza. He estado 3 años perdiendo mi tiempo, y lo que es peor, malgastando su dinero.

De repente me encuentro perdido y sin rumbo. Tan desorientado me hayo que hago algo que nunca hubiese pensado que haría, acudo a una psicólogo. No creo que ir al psicólogo sea algo malo ni fuera de lo normal, pero para mí es una señal inequívoca de lo confuso que estoy. Necesito que alguien dirija mis pasos entre tanta confusión.

Pasa el tiempo y la situación empeora. Me vuelvo a romper el hombro. Ya han pasado 5 años desde la primera vez que me luxé el hombro y desde entonces ha sido una constante tortura. Lo peor es que esta luxación significa que me tengo que volver a operar (segunda operación). Teniendo que pasar por un quirófano de nuevo, llevar el brazo en cabestrillo otra vez, y volviendo a sufrir una larga rehabilitación. Pero esta lesión conlleva una decisión más dura aún: tener que dejar el fútbol. Llevo practicando este deporte desde que tengo memoria y llena mis tardes de entresemana, mis findes, mi motivación y mis ilusiones. Ahora es momento de abandonar todo eso y es como dejar lo mejor de mí mismo.

De cuanto en cuanto resuena en mi cabeza el mantra “Tengo que VIVIR la vida” pero, poco a poco, el vivir se está volviendo más y más complicado.

¿Te gustó? Por favor ¡COMPARTE!